sábado, 12 de abril de 2014

SEMANA SANTA



Meditemos la pasión del Señor y nuestro corazón, si no es de piedra, se conmoverá Jesús sufrió por cada uno de nosotros, como si existiera nadie más. Quien reflexiona sobre el hecho de que Jesús fue sacrificado por nuestros delitos, debe arrepentirse y reparar con la penitencia sus propias culpas.                                                                 (Beato José Allamano)




miércoles, 26 de marzo de 2014

LA VIDA DONADA EN LA MISIÓN DE TANZANIA-ÁFRICA


Me llamo Claudia Lancheros, hermana Misionera de la Consolata, colombiana y quiero compartirles sobre algunas realidades que he vivido en Tanzania, donde  me encuentro desde el 2010. En especial les hablaré desde la misión de Manda (en la región de Dodoma) donde estamos presentes desde el 2011.

Manda es un pueblo de agricultores
Manda es un pueblito con cerca de diez mil habitantes, situado a 120 km de la capital, Dodoma, se llega a través de carreteras no asfaltadas. Las catorce veredas de manda que pertenecen a la Parroquia Nuestra Señora la Consolata, se encuentran aisladas también desde el punto de vita de la comunicación: de hecho no hay acceso telefónico, internet, correo… el pueblo vive de la agricultura, así que en la época de las lluvias (más o menos de diciembre a marzo), trabajan la tierra a fin de obtener el sustento para todo el año.
¿Y nosotras quiénes somos?
Cuando las Hermanas Misioneras de la Consolata llegamos a Manda, causamos inquietud en las personas… ellos se preguntaban quiénes éramos; para muchos de ellos, en verdad, era la primera vez que veían una  religiosa. No obstante la perplejidad, la gente fue asimilando quienes éramos progresivamente. Al compartir con ellos la vida diaria, comprendieron que éramos mujeres de Dios que queríamos caminar junto con ellos para encontrar y donar a Jesús en la realidad cotidiana.
Un día nos acercamos a un grupo de niños que pastoreaban un redil de vacas y cabras; ellos pasaban cerca de nuestra casa para recoger agua potable del pozo de la misión. Intercambiamos algunas sonrisas y miradas y comenzamos a conocernos recíprocamente, sus primeras preguntas eran sobre quiénes éramos y porque estábamos ahí…
Un día vino la mama de uno los niños Mama Kulwa quien deseaba conocer quiénes eran esas mujeres de las cuales sus hijos hablaban cuando regresaban a casa. Así que la hicimos entrar en nuestra sala donde había un cuadro con la imagen de la sagrada familia que a ella le llamo la atención. (Un dato interesante es resaltar como las mujeres se hacen llamar por el nombre de los hijos, por ejemplo: Mama Kulwa como señal de respeto y dignidad de la propia maternidad). Ella quería saber quiénes eran aquel hombre, aquella mujer y aquel niño. Así le presentamos a San José, la Virgen María y el Hijo de Dios: el Niño Jesús. El  hecho de que “Dios se hubiera hecho tan pequeño”, la dejo muy sorprendida: así de pequeño? Dijo. Si, nuestro Dios que se hizo así de pequeño nos sorprende verdaderamente.
Mama Kulwa  volvió otro día a visitarnos y esta vez traía otra preguntas: Como se desenvuelve nuestra vida? Como es posible vivir juntas, mujeres de diversas culturas? Porque no tenemos hijos? De donde obtenemos la fuerza para estar ahí en Manda en medio de la gente? Podría ser de alguna medicina tradicional? Le dijimos que nuestra fuerza nos viene de Dios, por medio de la oración. Esta respuesta nos llevó a confrontarnos, a ella y a nosotras, con el misterio de Dios que nos acompaña  cada día y del cual recibimos todas las gracias para cultivar el don de la vida.
Cuantas veces estos encuentros se vuelven oportunidades para intercambiar sonrisas, conocer sus alegrías, dificultades y aprender a desacomodarnos para acoger a quien llega! Son encuentros, que nos catequizan y nos llevan a reflexionar sobre nuestras y sus vidas, ante  Dios que es Padre de todos.
Un Dios que es providente
En Manda, en general, las tribus viven las propias  tradiciones y religiones ancestrales, igualmente existe una pequeña comunidad cristiana. Un día, sabiendo que el agua era escasa y que para cultivar dependen de las lluvias, le hice una pregunta a una señora sobre la tierra que era bastante seca y por tanto eran notorias las consecuencias para los cultivos, ya que las lluvias estaban tardando… ella me respondió: “Dios sabe de qué tenemos necesidad. A su tiempo el Señor enviará el agua necesaria para nuestra tierra”. Después de pocos días, vino una lluvia abundante y quedé impresionada del testimonio de esta mujer con una fe tan profunda en la providencia del Padre que nos invita a esperar Su tiempo, tantas veces diferente del nuestro.
Agradezco
La vida misionera consagrada es para mí un don grande, precioso, del cual soy inmensamente agradecida a Dios. La experiencia de vida junto a la gente de Manda me ha llevado a entender el don de la consolación como algo que se recibe y se dona, es un intercambio mutuo. La riqueza del encuentro con las personas me lleva a descubrir a Dios ya presente en el pueblo, y percibo como en este intercambio de la vida, crecen mí la fe, la esperanza y  la alegría.

Sr. Claudia Lancheros, MC



Hna Claudia con las familia




Hna Claudia con una señora






miércoles, 19 de marzo de 2014

DIOS SE REVELA A LOS SENCILLOS

Nuestra comunidad de Espiritualidad vivió un momento muy fuerte de encuentro con el Señor, el domingo anterior  a la cuaresma.
Respondiendo a la invitación hecha a la comunidad de fe que frecuenta nuestra capilla, nos reunimos con 17 personas adultas llenas de deseo profundo de prepararse para vivir la cuaresma como bautizados fieles a  su vocación. Cada uno llegó con su mochilita y  dentro de ella algo para compartir al desayuno y al almuerzo, realmente hubo la multiplicación del alimento y todos satisfechos!
Pero dentro de la mochilita había algo muy importante y era la Santa Biblia, ya que la Palabra de Dios iba a ser nuestra guía  durante la jornada.
Iniciamos con dos horas de silencio y desierto al contacto con la Palabra de Dios y luego hora y media ante el Santísimo Sacramento  en adoración y compartiendo cuanto el Señor había susurrado al oído y al corazón en ese rato de desierto. No hay palabras para expresar la felicidad de este grupo y la alegría nuestra  al ver la fidelidad de Dios que se revela a los sencillos y humildes de corazón.
El rato después del banquete compartido, fue pasado en compañía del Beato Allamano profundizando  su espiritualidad  y admirando la obra que Dios hace en sus santos y que puede realizar en cada uno de nosotros.
Nos despedimos hacia las 4 p.m. después de haber dado sugerencias para seguir teniendo estas experiencias  de encuentro con Dios  y con nosotros mismos en el silencio y con su Palabra.
Ojalá muchas personas se animen a vivir la cuaresma  con esos ratos de oración que dejan huella en el alma.

Hermanas de la Comunidad Casa  de Espiritualidad.

Adoración en la capilla


La gente que participaron en el retiro

martes, 4 de marzo de 2014

MENSAJE DE CUARESMA 2014

1. “Dios no se revela mediante el poder y la riqueza del mundo, sino mediante la debilidad y la pobreza: ‘Siendo rico, se hizo pobre por vosotros…’. Cristo, el Hijo eterno de Dios, igual al Padre en poder y gloria, se hizo pobre”.

2. “Dios no hizo caer sobre nosotros la salvación desde lo alto, como la limosna de quien da parte de lo que para él es superfluo con aparente piedad generosa. ¡El amor de Cristo no es esto!”.
El testimonio de los creyentes
3. “La riqueza de Dios no puede pasar a través de nuestra riqueza, sino siempre y solamente a través de nuestra pobreza, personal y comunitaria, animada por el Espíritu de Cristo”.
4. “Los cristianos estamos llamados a mirar las miserias de los hermanos, a tocarlas, a hacernos cargo de ellas y a realizar obras concretas a fin de aliviarlas. La miseria no coincide con la pobreza; la miseria es la pobreza sin confianza, sin solidaridad, sin esperanza”.
5. “La miseria material es la que habitualmente llamamos pobreza y toca a cuantos viven en una condición que no es digna de la persona humana: privados de sus derechos fundamentales y de los bienes de primera necesidad (…) Cuando el poder, el lujo y el dinero se convierten en ídolos, se anteponen a la exigencia de una distribución justa de las riquezas. Por tanto, es necesario que las conciencias se conviertan a la justicia, a la igualdad, a la sobriedad y al compartir”.
6. “No es menos preocupante la miseria moral, que consiste en convertirse en esclavos del vicio y del pecado. ¡Cuántas familias viven angustiadas porque alguno de sus miembros —a menudo joven— tiene dependencia del alcohol, las drogas, el juego o la pornografía! (…) Y cuántas personas se ven obligadas a vivir esta miseria por condiciones sociales injustas, por falta de un trabajo, lo cual les priva de la dignidad que da llevar el pan a casa, por falta de igualdad respecto de los derechos a la educación y la salud”.
7. “Esta forma de miseria [moral], que también es causa de ruina económica, siempre va unida a la miseria espiritual, que nos golpea cuando nos alejamos de Dios y rechazamos su amor. Si consideramos que no necesitamos a Dios, que en Cristo nos tiende la mano, porque pensamos que nos bastamos a nosotros mismos, nos encaminamos por un camino de fracaso”.
8. “La Cuaresma es un tiempo adecuado para despojarse; y nos hará bien preguntarnos de qué podemos privarnos a fin de ayudar y enriquecer a otros con nuestra pobreza. No olvidemos que la verdadera pobreza duele: no sería válido un despojo sin esta dimensión penitencial. Desconfío de la limosna que no cuesta y no duele”.

¿Qué nos dicen, a nosotros  cristianos de hoy, estas palabras del Papa?  
¿Qué nos dice hoy, a nosotros, la invitación a la pobreza, a una vida pobre en sentido evangélico?

Papa Francisco en su mensaje para la cuaresma 2014




¿

sábado, 1 de marzo de 2014

BODAS DE ORO

BODAS DE ORO Acabo de cumplir mis BODAS DE ORO de consagración para la misión Ad gentes de la Iglesia con los Votos de POBREZA, CASTIDAD Y OBEDIENCIA como HERMANA MISIONERA DE LA CONSOLATA. Me encuentro de nuevo en LUNA DE MIEL con Dios, a quien he reiterado mi amor PARA SIEMPRE y con el Instituto M.C al cual renuevo mi adhesión, y gratitud por haberme acogido entre sus miembros. La Comunidad Regional de Colombia ofreció a Jesús recién nacido, como don en la Epifanía, no ya oro, incienso y mirra sino el Precioso DON de 340 Años de CONSAGRACIÓN RELIGIOSA DE SIETE HERMANAS: Hna. Gesualdina Russo (Italiana) 70 años, Hna. Giulia Rosa Pizzi (Italiana) 60 años, Hna. Luz Alba Masabel (Colombiana) 50 años Hna. Celina Otálvaro (Colombiana) 50 años, Hna. Floralda Esteban (Colombiana) 50 años, Hna. Rosinês Fiorentini (Brasilera) 50 años, Hna Claudia Lancheros (Colombiana) 8 años (Votos Perpetuos). Estamos celebrando un año del fundador, el Beato José Allamano, para todo el año 2014. El año del fundador es un tiempo precioso de gracia, una ocasión de profundización, interiorización de la figura del fundador y del don carismático a él  confiado, en vista de ser venerado entre los Santos, como testigo ejemplar del anuncio de Jesucristo y el evangelio a todos los pueblo. Les invitamos a unirnos en la oración para pedir la gracia de la Canonización del Beato José Allamano fundador de los misioneros de la Consolata (1901) y de las misioneras de la Consolata (1910)

 Hna. Celina Otálvaro Ocampo